En casa

Es momento de dar un cierre a esta primera instancia.

Estar en casa con Erick y verlo feliz integrandose a este nuevo mundo me conmueve inmensamente. 

Los días de tensión terminaron. Mis músculos (los pocos que quedan de ellos) se relajan y ya puedo dormir sin tener en mi cabeza todas esas preguntas que analizaba a diario: ¿Me darán la custodia?, ¿Tendré la visa?, ¿sufrirá durante el viaje?, y tantas otras.

Hoy puedo decir que su adaptación está siendo buena, por encima de mis espectativas y temores.

Sé que este partido recién empieza, y sabemos que va a ser complicado; pero en mi equipo está Erick, que es el que motiva, y ya con eso es suficiente.

Su presencia contagia emociones.

Este final es un comienzo, sin dudas, para disfrutar.

Señoras y señores, cerramos este capitulo.

Gracias por habernos acompañado en este viaje.

 

 

 

15 thoughts on “En casa”

  1. Hace un tiempo no te leia y hoy gracias a un tw tuyo te reencontrè! Que alegria me dio la foto de Erick haciendo ñoquis! Tu sonrisa y la de el son hermosas! Irradian felicidad!!! Todo lo mejor para uds!! Leer historias como la de uds me dan esperanza y felicidad tb! Beso enorme

    1. Muchas gracias Julieta! Fue la mejor navidad que pudimos tener, muchas emociones juntas. Un beso grande a vos y a tu familia!

  2. Realmente su presencia contagia emociones! Mi último día en el colegio de Erick me hizo vivir una experiencia de las más gratificantes al verlo tan integrado y feliz! Te vuelvo a felicitar Matías, por suerte lo pude hacer personalmente! Te deseo mucha fortaleza para lo que se viene! Saludos a los dos!

Comments are closed.