Equilibrio

El trámite de sellado y firma fue más sencillo de lo que pensé, me llevó solo veinte minutos; me dio tiempo a poder tomarme el último micro hacia Arusha.

Once horas y media fue lo que tardó el colectivo desde Dar es Salaam hasta Arusha, salimos a las doce del mediodía y llegué a las once y media de la noche  a Tengeru donde me tomé una moto para volver a Peace Matunda.

Volví con la idea de hacerme unas tostadas y un café para después pegarme una ducha rápida y dormir… Mala suerte esta vez… sin luz y sin agua, no hubo tiempo para ideas, solo ir a la cama a descansar.

La mañana siguiente llego enseguida, con clases bien temprano y un hueco en el medio del horario escolar para ir a Tengeru y conectarme a internet para enviar las fotos de los sellados al consulado para ver si todo estaba bien y empezar a mirar posible fecha de vuelta.

Los sellados en el ministerio de relaciones internacionales fueron los últimos papeles que tuve que hacer en Tanzania, solo queda hacer efectiva la visa de Erick en Nairobi, Kenia.

Por lo que hablé con Gonzalo (Es quien me está ayudando con todos los requisitos y armado de carpeta migratoria en el consulado Argentino) esto va a llevar un par de días, por lo que no debería preocuparme. Además,  se van a poner en contacto con el departamento de migraciones en Bahía Blanca para ver como encuadran la visa, para no tener problemas más adelante. Siento que estoy en buenas manos.

Con respecto a la fecha, había varios factores para analizar, por un lado era importante volver un par de semanas antes del 30 de Noviembre (fecha  de mi pasaje de vuelta) para tener unos días de adaptación full time con Erick antes de volver a trabajar; en cambio, al esperar hasta el 30 de Noviembre voy a tener solamente dos días antes de empezar a trabajar, lo cual me quita esas dos semanas de tiempo completo para Erick.

A fin de cuentas hemos tomado la decisión, con Erick, de volver el 30 de Noviembre, nos dimos cuenta que es importante para los dos pasar algo más de tiempo acá, él va a mejorar su inglés y yo voy a seguir luchando con el suajili.

Esto no quita que este muy ansioso por volver, pero si algo me enseño este viaje es que todo es a su tiempo. Pole Pole.

En lo personal quiero disfrutar este último tramo con todos los chicos, es indescriptible la imagen de cada mañana, en la calle o en la escuela, tengo mi lugar, me siento querido y respetado. Es verdaderamente emocionante.

Sé que va a ser durísimo despedirme de todas estas personas, aunque sepamos que una parte de mí se va a quedar acá y que una parte de ellos se va conmigo.

One thought on “Equilibrio”

Comments are closed.