Historias

Ya es historia vieja que oficialmente me entregaron la custodia de Erick y el pasaporte, el destino me encuentra hoy en Dar es Salaam, capital “no oficial” de Tanzania. Vine a autentificar unos papeles en distintos ministerios, último paso para después sí hacer la visa Argentina.

Muchas historias dejé pendientes. Voy a empezar por Piuma.

El sábado pasado, finalizando una larga caminata con Erick y Godson (otro amigo de Peace Matunda) nos encontramos con una gatita de no más de 15 días,  flaquita y llena de rosetas, la llevamos al orfanato y le pegamos flor de limpieza, le preparamos una caja con ropa y le pusimos su platito con leche y unos granos de arroz.

Después de pasar la noche, Piuma cambio su semblante, hasta se animaba a jugar.

Para ese entonces ya era una parte de mi vida. ¿Cómo hago ahora? Ya llevo un chico a Argentina, ¿Le sumo un gato?

Fuera de broma, me costó mucho entregar a Piuma.

Por suerte encontre en Class II a una nena que va a darle todo su amor, me lo prometió, y esa clase de promesas de los chicos son a fuego.

Duermo tranquilo.

Quien no duerme tranquilo es aquel que es visitado por los Sabinis. Suena a banda tributo; la realidad es que son “The Avengers” de Arumeru.

La historia cuenta que al haber tantos problemas con el alcohol, maridos golpeadores, mujeres con ropa “sugerente”, y morosos de entierro (al concurrir a un velorio es costumbre dejar algo de dinero para la familia) hacen su aparición los Sabinis para reclamar justicia. Un par de preguntas son suficientes para saber su veredicto. Si uno es inocente, vaya y pase.

Ahora… Si uno es culpable… Laaaaaa…

70 son los Sabinis, cada uno con su rama para azotar y recordarles a las personas de Arumeru cual es el comportamiento  correcto del lugar.

Lo curioso de todo esto es el miedo que la gente tiene, porque si te toca… la policía no puede hacer nada y si el culpable trata de defenderse no solo que es golpeado sino que  termina detenido.

Hecha esta introducción, les voy a contar a que viene esto.

Erick venía teniendo episodios de indisciplina con los serenos de Peace Matunda, uno de ellos es un Sabini.

Sabía por boca de Erick, que en sus días de chico de la calle había sido golpeado por algunos de ellos porque era muy tarde para que un chico estuviese fuera de su casa.

Le pregunte al sereno si era posible llamar a algunos otros de los Sabinis para que hablaran del respeto con Erick y los chicos de Peace Matunda, es como si El Capitán America e Ironman te hablan sobre los valores humanos.

Llama la atención que la respuesta a este pedido fuese:

– Si van siete son Tsh 20.000

No me imagino a Hulk ó Thorn diciendo:

– Te cuido la ciudad pero pagame los viáticos.

En fin, me imaginaba que el proposito de un Sabini sería otro… Me quedo con los de la tele… Por lo menos vuelan…

La frutilla del postre es como el dato periodistico que tiene valor informativo pero que el saberlo no beneficia a nadie… Por eso prefiero callarlo.

Me quedan no más de tres semanas en África, y la mezcla de sensaciones es tremenda, quiero volver… y no.

Me queda un partido más acá en Dar es Salaam, y después se viene el último, en Nairobi con el consulado argentino, estoy cansado, pero muy tranquilo.

Erick está muy ansioso, y preocupado.

Cuando le dije que iba a viajar me pregunto cuándo volvía y se largo a llorar, tenía miedo de que no vuelva y lo deje.

Quedate tranquilo, papá siempre vuelve.

5 thoughts on “Historias”

  1. Mati querido… Estamos muy orgullosos de vos,,que grandes valores te han trasmitido tus padres. Dos ángeles te cuidan y guían para que todo tu camino sea lleno de luz y lo trasmitas a quienes más lo necesitan. Bienvenido Erick a la familia del corazón de Papá Mati… La tía Petisa te espera con mucho amor también como le dio a tu papi Mati. Besos!!!

  2. MATI,SE TE DIO VUELTA LA VIDA EN TAN CORTO TIEMPO !!!!!! TU CRECIMIENTO NO VA ACORDE A TUS CUMPLEAÑOS…ORGULLOSA POR VOS !!!

  3. Te había escrito hoy, pero no entiendo muy bien esto de los casilleros, entonces resulta que me parece que escribí el comentario en donde va el nombre, y me parece que no me lo tomó.
    No importa.
    Te decía, resumiendo, que me había quedado pensando bastante en algunos aspectos de tu relato.
    Lo de Piuma, me hizo acordar a cuando Andy, de Toy Story (No History!) decide regalarle sus juguetes mas queridos a Bonnie. Excelente decisión.
    Bravón lo de “Los Sabinis”. Asustan hasta con el nombre, medio italiano.
    “los Corleone vs. Los Sabini”, sería una gran película.
    Y por último, el último párrafo.
    No tengo palabras, porque se me puso la piel de gallina.
    Acá estamos. Esperando por ustedes.
    Un abrazo.
    Oblongo

    1. Gracias Gabi, ya falta menos. Hoy fui a los ministerios y saqué fotocopias de lo que necesito. Calor inhumano en Dar es salaam. Abrazo!

Comments are closed.