Ndoombo

El día lunes estaba en Tengeru, en busca de internet para poder comunicarme con mi familia, se complicó todo un poco estas últimas semanas. No solo la comunicación, sino el tema visa argentina para Erick, por suerte, ya está todo solucionado y el 29 de Noviembre estamos yendo a Bahía Blanca.


Una vez que mandé los mails correspondientes decidí volverme a pie hasta Peace Matunda (8 kms); en el camino me crucé con Daniel, abuelo de Hilary, uno de los chicos de Class I, co-fundador del comedor para chicos y viudas de la zona de Ndoombo.

Después de presentarnos me invitó a pasar el sábado con ellos, quería contarme cómo surgió todo, sus aspiraciones como institución y si era posible, que los aconseje para conseguir sponsors, página web, marca (logo), etc.; para que la gente conozca su historia.

El día miércoles estaba en una de mis clases y el director me mandó a buscar, Daniel se había acercado hasta el colegio para recordarme de nuestra cita y de cómo llegar, porque Ndoombo está más o menos a 4 kilómetros cuesta arriba (para los más atentos, Ndoombo es el nombre del colegio primario donde iba Erick y abandonó).

Llegó el sábado, tempranito arriba, y acompañado por Itchy, arrancamos camino a Ndoombo, a mitad de camino nos encontramos con Daniel que me enseño unos pasajes para cortar camino y finalmente llegamos al orfanato, la primer imagen fuerte que vi es la típica foto de los nenes con mocos colgando y ropas blancas totalmente sucias, como en las páginas web de los orfanatos, parecía guionado.

Me senté en una silla junto al padre Bishop, creador del orfanato y me presentó a su mujer, hasta ahí, muchas preguntas sobre Argentina y poco de Ndoombo y alrededores, era algo así como las 8,30 am.

Los nenes se acercaban cada vez más, buscaban algo.

Después de ese breve descanso en la silla, ya los chiquitos estaban al lado mío, tocando mi brazo, sonriendo, de una manera que te llena el corazón de luz y energía; los mocos seguían ahí… sacrifiqué la manga del buzo para dejarlos limpitos.

Una vez hecho eso, comenzamos una larga caminata por el sector. Llegamos a la iglesia de Bishop, que está a medio construir y me mostró un cuarto lleno de computadoras IBM de los 90, que una empresa de Buffalo donó. El tema es que no tienen electricidad, y mucho menos alguien que pueda hacer algo con ellas. Unos minutos más tarde nos dirigimos a una plantación de maíz, Bishop me dijo:

– Acá es. La escuela va a ser acá.

En su mente tenía todo planeado, digo, la parte de los sueños, el qué, estaba todo en su cabeza; pero no el cómo. Seguimos caminando, me mostraron las escuelas del sector (incluida a la que ya conocía) y volvimos a la casa de Bishop. En su oficina, mientras tomábamos mate cocido, me contaba cómo empezó su sueño, y  en resumidas cuentas es la clase de persona que en tierra árida siembra y cosecha, sin importarle el  clima que haya o esté por venir. Un indispensable.

Para esa hora, 11,30 a.m., ya había alrededor de 20 chicos de distintas edades y tuvimos una charla con ellos, sobre el colegio, sueños y responsabilidades, sobre estar preparado, que las oportunidades llegan, no importa si están en el medio de la selva, hay que estar preparados, estuvo buena, fue muy bien recibida.

Luego, Jordan, hermano de Elisha (estudiante de class I de PM) me pidió ir a visitar a sus abuelos que vivían cerca del comedor. Una casa más que humilde y dos viejitos bellísimos me recibieron con una sonrisa. Tomé asiento en uno de sus sillones y les pregunté cómo estaban. No estaban bien de salud; su hija, madre de Jordan y Elisha, había muerto años atrás y su padre está viviendo en las calles de Arusha preso de las drogas. EMOCIÓN. Ver a estos dos chicos, brillantes en el colegio y “encandilantes” como personas. Otro claro ejemplo de que a pesar de lo que te toca, uno elige el camino.

Hora del almuerzo, arroz y porotos, y una banana de postre. Mientras comía, miraba a los chicos, y pensaba…

Qué fue lo que me hizo estar ese sábado en ese lugar, vivir esa experiencia, que forja el carácter y deja suestampa en mi corazón.

Eran las 16,30 horas y Daniel me acompaño a Peace Matunda, hablando nuevamente de Argentina y su vegetación. Una vez en la puerta del orfanato fue momento de estrechar nuestras manos y saludarnos, el me agradeció por tan maravilloso día, yo, por haber marcado a fuego ese momento en mis recuerdos.

Este paseo fue suficiente para agudizar mis sentidos, mi corazón y mis ideas.

20141109_031119 20141109_032426 20141109_034912

14 thoughts on “Ndoombo”

  1. Dear Matias,
    how was your and Ericks Goodbye from Tanzania and the arrive in Argentina?
    What says your HEART?
    Much love and light,
    Yvonne

    1. Hello Yvonne, the goodbye was calm, trying to do like nothing happend, that the next day we will see each other again… The arrive was so good, my family was in the airport so everything was easy once we were with them. My heart… I don´t have words to describe, what I know is that I´m very happy, so is Erick, he already start classes, I´m so proud of him. In a few days I will write something else about this firsts days in Argentina.
      Thank you very much for being close and give light,
      Matias

  2. encontrarte en twitter fue una casualidad , tú relato me hizo estar alli, que bello, cuanto tenemos por dar por favor , besos

  3. Mati querido…hermosos sentimientos puros, transparentes… Me quedo con la imagen de los 4 pequeños de la foto… Miro sus ojos y me movilizan…
    que maravillosa experiencia estás transitando y cuanto nos estas enseñando. Que gesto de amor el limpiar los mocos con tu buzo…sos un ser de luz. Un beso y cariño grande para vos y para Erick.

    1. Gracias Julieta, mañana voy de nuevo al orfanato para hablar con los chicos y jugar un ratito mas, estoy ansioso por eso. Un beso grande a toda la familia y hacele llegar un beso aun mas grande a la tia, ella tiene que ver con esto tambien, eso ya se lo hice saber.

  4. Hola Maty… no es necesario que te diga que no sigo asiduamente tus relatos. Hoy intrigada por comentarios, decidí chusmear y aquí estoy encantada con tu minucioso paseo por los caminos de Africa .Y digo así, pues me has hecho viajar con la imaginación por esos senderos … No se quién movió tu brújula para que estés donde estas y vivas esas experiencias. Pero en algún momento llegará la recompensa a ese don de entrega que haces. El que siembra recoge. Y no se si tu cosecha será mucha o poca, pero seguro que nadie podrá agregar ni un punto ni una coma. Sigue resistiendo pronto estará con tu flia. Que Dios bendiga tus pasos… un beso … Perli (como decía tu papá)

    besos y abrazos del tio

    1. Hola tios, la verdad que yo tampoco me imagine que todo esto iba a pasar, lo que se es que estoy muy feliz y sin dudas es la experiencia mas fuerte que he vivido, me va a llevar un tiempo encontrar la proxima experiencia que supere la actual, pero como siempre, llegara. Besos grandes a los dos y nos vemos a la vuelta!

  5. ….a pesar de lo que te toca, uno elige el camino…. Vaya si es así!!!! esas miradas son tan claras…. tan expresivas,,,, tan llenas de nada….. que impotencia…..tu companía, tus palabras y ejemplo sembraron….. Otro acto que te ayudó a crecer hijo!

Comments are closed.