Sentimientos encontrados

Ayer tuvimos la suerte de encontrar a la mamá de Erick por este sector, sorprendentemente nos invitó a su casa para tener una charla con ella, parecía que tenía algo que contarnos.

Hoy a las 16 hs fuimos a su casa, donde vive con su nueva pareja y  2 hijos fruto de esta.

Quería mostrarles cómo piensa la madre, por lo que grabé la conversación. Este audio esta editado por razones obvias, saqué la parte de Suajili, solo dejé las preguntas que le hice y las respuestas en ingles que Claudia (asistente de Peace Matunda) me tradujo gentilmente. Además pido perdón por la calidad del audio porque fue grabado con el celular.

Para resumir ella aclaró que:

1) Lo ama.

2) Hizo todo lo posible por cuidarlo.

3) La cultura de Meru no permite que las mujeres, al tener nueva pareja, vivan con el hijo de la primer pareja.

4) Que va a visitar a Erick, al menos, una vez por semana.

5) Que está agradecida.

Me sirvió mucho la charla para comprender algunas cosas que no estaban muy claras con respecto a Erick. Es muy dificil de entender  la cultura, y mucho más a la madre, pero bueno hay que aceptarlo. Como dice uno de los referentes de mi vida, hay que prender la chispa, depende de la otra persona si prende o no.

2 thoughts on “Sentimientos encontrados”

  1. Matias, leí recién la nota y debo confesarte que me resultó algo muy especial ya que el continente africano es una cultura muy diferente a la nuestra, pero además con la particularidad de ser la región de pobreza del mundo – asimilable a Haití por nuestros lados -. He leído algunas historias de Somalia en mi época de estudiante y no dejan de sorprender no sólo la cultura sino las necesidades básicas insatisfechas de los ciudadanos. Algo similar, en cuanto a ser un mundo culturalmente muy diferente, me pasó cuando leí el libro de Mandela donde cuenta su vida. Los temas culturales diferentes a veces son difíciles de comprender, son choques culturales, donde los valores y principios no se comparten. Tal vez, allí hay que comprender y ver en qué uno puede ser participe del cambio para mejor. Aquí en Bahía me pasa cuando recorro los barrios, son mundos culturales muy diferentes los de algunos sectores de la población, ya no por la cuestión económica sino por los valores y formas de vida. Fijate sino, salvando las distancias, lo que ocurre en franja de Gaza entre palestinos y judíos. No quiero aburrirte, daría para una larga charla, tan sólo decirte que siempre digo en mi actividad pública – donde prácticamente NADIE tiene vocación – que si uno logra cambiar para bien la vida de una persona ya es un avance. Así es que vayan mis saludos, mis felicitaciones y si en algo puedo ayudar, en lo que fuere, no dudes en hacermelo saber. Un abrazo argentino y bahiense. Martín Salaberry

Comments are closed.