El valor de las cosas (lo material) y cómo se transforman (espiritual)

Falta menos de un mes para viajar… Realmente no estoy nervioso, más bien atento y calculador, pensando en qué me va a hacer falta para tener un buen desempeño allá.

Entre las cosas que pretendo llevar está firme la idea de acomodar en la valija un aro de básquet (tablero incluido), dos pelotas y un inflador.

Debo confesar que tengo el 90% de los bolsos armados y es increible la cantidad de cosas que uno imagina que se puede llevar en ese 10% restante.

Continue reading